WhatsApp Image 2020-03-18 at 12.06.37

La Fundació Bonanit de Tarragona ha tenido que afrontar, en el año 2020, una situación con la que nunca se había encontrado en sus 14 años de historia, y en los que ha acogido a más de 6.000 personas.

El confinamiento decretado por las autoridades para la población ha incidido de manera muy importante en nuestra actividad habitual, y nos ha obligado a hacer un cambio y a dotarnos de medios suplementarios.

Gracias a la rápida reacción de nuestros profesionales y al acuerdo con el Institut Municipal de Serveis Socials de Tarragona, hemos podido atender 20 personas al día, dando cama, desayuno, comida y cena, servicios de higiene, servicio de colada o medicinas.

Estas 20 personas han sido una ayuda de cómo Tarragona ha hecho frente a la pandemia, ya que se han sumado a las 50 plazas que habilitó el Ayuntamiento en el pabellón del Serrallo,  permitiendo pues dar servicio a personas sin techo que, en el caso de no disponer de estos servicios, podrían haber supuesto un riesgo de salud para ellas como para otros ciudadanos.

Dichas familias, antes dispersadas en habitaciones de alquiler y en algún caso procedentes de la calle, han podido vivir el confinamiento por la Covid-19 como cualquier otra familia de Tarragona.